sábado, 5 de mayo de 2007

CAPO


Me hubiera gustado ser un buen ganster.
Graduado en la calle, experto contable, peleador sin ley, administrador justo, protector de su familia.
Fashion en clave disonante. Fiel a los códigos y el tiempo. Negociador en todas las escalas. Unido por la sangre al dinero. Amante violento y complaciente. Padre responsable y feliz.
Forjado como el acero; soportó primero el fuego antes de hacerse duro.
Hijo de una casta que escribe su historia a punta de bala y machete.
Pero lo que más me gusta de un ganster, es que siempre tienen una oferta que no puedes rechazar

1 comentario:

Mu dijo...

anoche soñé que mi enamorado era michael corleone y yo era una tal Kay.

No pude dormir.

Eso me pasa a mí por verme de corrido la triología del Padrino :)