martes, 19 de junio de 2007

Te pienso



Qué libres éramos entonces
que nos bastaba tan poco;
humo
risa
cerveza
y la silenciosa
complicidad de los árboles.

2 comentarios:

roberto freire zabalza dijo...

Parece mentira,pero es así,creamos nuestro mundo,a partir de las cosas más sencillas.Es así,y nos damos cuenta,cuando antes compartiamos risas de ventana a ventana,y ahora para hablar de frente a frente,usamos el teléfono móvil.UN ABRAZO AMIGO

pico dijo...

(L)