domingo, 24 de junio de 2007

Había una vez...



una selva de emociones
una guerra de pasiones
una lágrima en forma de corazón


hasta que un día te fijaste en mi.

Y colorín colorado...


(yo, el príncipe azul
que se destiñó en la primera lavada)

3 comentarios:

roberto freire zabalza dijo...

Vivir en un cuento o del cuento,son dos alternativas que me parecen muy gratas.UN ABRAZO

Lucía dijo...

Esta es una de mi historias favoritas...¿quién no ha besado algún sapo queriendo descubrir al príncipe? una historia universal!

Ophir Alviárez dijo...

En los cajones uno guarda de todo, son como el silabario de la persona, su mejor definición máscara y más...

Hoy me adentro a los tuyos y disfruto la oportunidad de hurgar lo que quieres que se vea.

Me quedaré un rato, silente.
Gracias por permitirlo.


OA