domingo, 3 de junio de 2007

Viernes

Imposible lograr mi objetivo de ser su peor pecado aquella noche. Comatoso de ánimo, a duras penas arrastré mi coja personalidad hasta sus tierras. Algunas voces preguntaron por mi destino antes de encontrarla , ofreciendo magia, fuego y saliva. Ninguna bebida devolvió la inspiración a mi discurso y mi mirada tenía tan poco filo que era incapaz siquiera de atravesar el aire.
El caos lo rodeaba todo; era el principio de la vida.
Finalmente tras una cortina de voces su imagen emergió de entre las copas.
Su ombligo dibujaba una curva perfecta de perfume y luz.
Contemplarla en su papel de diosa pagana, magnética como un accidente de carretera pero terráquea como Eva, era un a invitación a ejercer el vicio que mi piel elija. Me acerqué con una ofrenda dispuesto a ser sacrificado, dejando a mi paso alas de ángel negro, oro robado, cartas inconclusas y mi máscara de dios.
Su alma atrevesó la mía. Me clavó alfileres en los ojos. Me quemó la piel de los labios e hizo un nudo con mis arterias atándolas a sus tobillos
Cuándo desperté, había vendido mi nombre y nunca más tuve una sombra.

Nadie lo sabe. El infierno es un lugar poblado de amor.

4 comentarios:

Chien dijo...

Toc, toco... hola hola... saludos por aquí...
Bonito blog... interesante todo lo que escribes...
por aquí seguiré visitándote...
Saludos

La Chica De Pelo Marrón dijo...

senti oscuro oye!

mis cajones de adentro dijo...

flaca entonces funcionó!!!!!

Tortuga Maldita dijo...

Mi novio es un diablito y lo adoro! Es verdad el infierno esta lleno de amor.