miércoles, 5 de noviembre de 2008

ideales


Qué costumbre la nuestra (oh, descubierta con agrado y júbilo!) de reconocer y clasificar ideales.
No me refiero a planes futuros, sueños o proyecciones. Eso no nos va (muy fresa para esta pasión, muy organizado para nuestro momento, muy previsible para este viaje). Voy al tema de aquellas cosas insignificantemente simples que experimentamos, registramos y repetimos para asegurarnos luego cierto tipo de franciscano placer y para lo cual no necesitamos más que las ganas. Por ejemplo, mencionemos algunas aprobadas y de consumo habitual ; la raspadilla de aquella tienda de sanguches por la Benavides que te aloca. Las mieles mezcladas (de pura fruta, claro) coloridas y sinuosas deslizándose apetitosamente sobre el hielo picado, el milhojas de Belgravia, ligero de azúcar, crocante al mordisco, con crema y su fresa de corona, el agua mineral San Mateo (con gas y helada, jamás con hielo) que ambos reconocemos como la mejor agua del mundo, el pan caliente con jamón de nuestras tardes mancoreñas en implacable bajadón , la Pilsen helada en lata, el whiscola callejero y nuestro vino Las Moras (con o sin amigos, total igual nos encanta beber), la adicción a las gomitas Frugelee que compramos por bolsas grandes para mezclar sus sabores en un rumiante y catatónico loop tan único que resulta ideal para elevarte de este mundo, cualquier puesta de sol, quizás una tarde de verano en El Silencio. La rica miel y lo que viene después. Nosotros, como sea y donde sea.

Pero qué linda es la vida cuando la vida es linda! (y simple).




Oye, no te provoca un chape?


...

20 comentarios:

Meg dijo...

¿Que es un chape?


Y si, la vida es linda y punto! Solo basta con tomarla y verla asi para dejar de vivir preocupandonos por el mañana.

Saludos.

iDoccs dijo...

Tienes toda la razón... Las cosas simples son las mas placenteras... son la sonrisa mas sincera que nos da la vida.

Saludos.

iziar leugers dijo...

o un rico chape con sabor a gomita?

mari dijo...

a mi si

Cherrycola dijo...

si, la vida es linda con esas simplezas, yo ya no espero mas la gran felicidad! puedo darme pases de gloria con pequeneces y ser molto feliz!! jeje

Laura Zaferson dijo...

El vino "Las Moras" es lo mejor. :)


Eso si, el agua con gas no me gusta!! :-S

Rigo dijo...

oopa los fugelé de la prestigiosa fabrica ambrosoli baaasico!

Antonino Paraggi dijo...

hola! hay miles de sitios para disfrutar de algo simplemente perfecto, un tardecita por el bar Carbone en el centro de Lima a media cuadra del teatro Segura, hay q pedirse un sanduche de jamon y una cerveza helada, nada mas!

visita cuando puedas mi blog eres bienvenido: esquinaporlatarde.blogspot.com

ALICE dijo...

Es verdad!! (aunque esta sea relativa) para mi es un gran placer tocar el piano, observar la luna. beber vino blanco, comer chocolate, recostarme sobre la arena. Esos momentos son eternos.

Saludos.

chica dijo...

El agua con gas heladísima y un poquito de jugo de limón. Ahhh... mmm... rico.

:D

Sol dijo...

Un chape!??! jaaaaaaaaaaaaa jaaaaaaaaaaaaaa!!!! Hace años que no escucho eso! Ay, me has hecho recordar mi adolescencia... qué vieja estoy caray... :(

Un abrazo.

Elmo Nofeo dijo...

Título sugerido para el post: Placeres.

Chape me suena a beso con duelo de lenguas y tocada de campana.

Saludos.

La vereda de la puerta atrás dijo...

Eso del chape suena muy bien. ¿Cómo hay que tomarlo, con qué o quien combinarlo?.
Besos.

MaRuLaNdIa dijo...

No se que es pero me provoco!

Libelula dijo...

frugelee, que rico! el amor es la mejor aventura, y que nadie lo niegue.

El Rojo dijo...

Las Moras, Miguel, Las Moras!!! Lo máximo, aunque cada vez que cojo una botella en Wong, las chicas siempre me sugieren otros.

"No gracias, prefiero este", respondo.

WeedHog dijo...

A mi me provoca tu bajadoooon!!!

cuantos frugelees te metes a la boca como maximo?! :o

Cat's dijo...

porqué no publicas mis comentarios?

digler dijo...

la belleza de lo simple mano,no hay como ella para sentirte vivo

peregrino dijo...

Los secretos de la vida en un pan con jamón.

Nos leemos.