miércoles, 1 de octubre de 2008

Vidas poco ejemplares



Me reencontré con una interesante antología de vida y literatura a cargo de Guillermo Niño de Guzmán llamada Relámpagos Sobre el Agua (Jaime Campodónico Editores - 1999). Imagino que el título alude a la pela de Wenders del año 80, pero eso no importa. La portada tiene una hermosa foto de Peter Orlowsky y Allen Ginsberg desnudos (en todo el sentido de la palabra) y felizmente abrazados. Lucen honestos, enamorados, con las miradas calientes. La foto la tomó Richard Avedon en 1963.



El libro contiene datos biográficos sobre distintos escritores que de una u otra manera han llevado vidas intensas, malditas y cuya obra ha tenido como materia prima justamente esta condición marginal, abyecta y particularmente sensible a todo lo que nos rodea.


Es probable que para muchos esta pequeña muestra resulte un compilado de vidas poco ejemplares, menos escandalosas hoy de lo que en su momento fueron, menos subversivas, mucho menos rebeldes. Quienes no los conocen podrían afirmarlo, incluso encontrar una tara en común entre todos estos demonios, pero sin duda ellos fueron mucho más valientes que la mayoría de "escritores malditos" de hoy, dotados de una sensibilidad extrema hasta el grado autodestructivo, nihilista, puro en esencia, quizás incomprensible para muchos. Y sobre todo, brillantes y talentosos.


Consideremos algo; en los tiempos en los que estos artistas desarrollaron sus obras, la moral y la política eran distintas. Sus luchas fueron mucho más violentas, personales y trascendentes. El impacto que generaron y las reformas que impulsaron han tenido una repercusión que dura hasta nuestros días, haciendo que los rebeldes de hoy parezcan caricaturas o productos reciclados del pasado. Malas copias, productos fallados del marketing.


Los invito a darse una vuelta por las moradas de algunos de ellos y sentarse a cenar y beber del cuerpo y la sangre de maestros como Genet, Bukowski, Kerouac, Céline, Rimbaud, Onetti, Salinger, Ginsberg, Carver, Capote, Faulkner, Miller, Gordimer, Lowry , Ginsberg , Burroughs, Baudelaire y muchos más.


No volverás a ser el mismo. Te lo aseguro.


...

11 comentarios:

peregrino dijo...

Ese es el punto, hay que juzgarlos por la pelea que dieron en su momento; hoy no tiene ningún chiste dejarse el pelo largo, pero en su momento era casi un delito, por poner un ejemplo absurdo y básico.

Lo que pasa, es que la gente se olvida de como era y hoy andamos tan relajados en todo sentido que resulta complicado apreciarlos en su real dimensión.

Nos leemos.

Someone exactly like you. dijo...

Adoro al señor Bukowski

F.Guerra dijo...

Es verdad. Esos personajes deben ser puestos en la perspectiva del tiempo que vivieron.

Tal vez ahora se libran otras batallas y sigue habiendo valientes, pero esos que nombràs han tenido que crear en el abismo, contra la corriente, y no debemos olvidarlo, me parece.

Bueno tu espacio, saludos

lala dijo...

seguro que no!
gracias por tu visita...
te espero cuando quieras

Imberbe_Muchacho dijo...

yo ya no leo nada que no haya escrito Oswaldo Reynoso, lo que me lleva a pensar que miercoles voy a leer cuando termine.

Basquiat dijo...

acabo de terminar "en el camino" de kerouac y quedé maravillado.

digler dijo...

lamentablemente, la rebeldia que impulsó esas luchas y vidas malditas, hoy se ha convertido en una pose para justificar el conformismo

muy buena la reseña que haces

Merypipis dijo...

me apuntare el titulo ahora mismo para ir a esa libreria que guarda tesoros en mi ciudad...

^^


espero no seguir metamorfoseando.. n sea que me vuelva mariposa al final.... y vuele...





gracias por la recomendacion

^^

Laura Zaferson dijo...

otro mas que me tienes que prestar jaja!

reflejosdelsur dijo...

Que bueno reflexionar sobre estos y otros que tal vez viéndoleo desde otro punto de vista, sí tuvieron vidas ejemplares.

El perro andaluz dijo...

Habría que agregarlos al msr y estar siempre conectado con ellos.