lunes, 22 de setiembre de 2008

Archivo del corazón


Ya perdí la cuenta del número de cartas de amor escribí en lo que me va de vida.
Lo que si recuerdo son los trazos febriles que vieron la luz mientras amanecía, pero jamás la mirada de la destinataria. Recuerdo el nombre de la amada repetido como un loop infinito. La intensa caligrafía del deseo pueril. Otras veces, la irregular y nerviosa línea de palabras selladas por la decolorada cinta de una vieja máquina de escribir, herencia que perdí y que ahora añoro por su incondicional complicidad en los tiempos en que tenía más de poeta que de pobre burgués.
Recuerdo el efecto de aquellas cartas; a veces hipnótico, a veces afrodisíaco, a veces sublime, a veces fatal. Las recompensas, el intercambio de miradas, el retorno recíproco de palabras traviesas. El contacto final. El homenaje al amor.
Extraño aquellas cartas. Quisiera recuperar esas misivas que narran no solo la historia de algunos amores, sino sobre todo la historia de como un hombre ama mientras crece (o crece mientras ama?).
Pero algo me paraliza; si pudiera recuperar todas, releerlas y entender entre tanta dulzura y descarnada pasión del pasado lo que soy en el presente, necesitaré después llevar mi corazón al diván?

...

23 comentarios:

Lena dijo...

Yo creo que rescatar esas cartas entraña peligros inexorables...

El pasado es poético mientras pasado.


Qué gorra tan chula, Peter Pan!


Un beso, guapeton!

Losselith dijo...

tus palabras me hipnotizan y no sé porqué

volveré por aquí muchas veces... tantas como actualices ;)

Nikaperucita dijo...

Uf, cartas de amor. Yo por lo pronto voy a estar una buena temporada sin escribirlas

iziar leugers dijo...

ojala puedas rescatarlas. yo las destrui todas en un arrebato infantil, y me arrepiento en el alma.

angela dijo...

muchas gracias :)

juanita* dijo...

Jajajaja, corazon al divan? Que se yo, me parece un poco exagerado, jeje. Si las recuperas te vas a reir al leerlas (creo yo) y si hay alguna herida abierta quizas te haga mal y te convenga no revolver esas cosas :D

Pero no las tenes entonces no te hagas mala sangre ;)

AAN dijo...

No creo que hayas cambiado tanto...

Adriana dijo...

Tengo unas pocas bien guardadas, pero los lagrimones se me cae cada q las leo
Besos

La Belle Petite dijo...

a lo hecho, pecho!!!!!!
.
.
.
.
tu quieres hacer poemarios para tus amigos y repartirlos gratuitamente cual Luchito Hernandez no?
.
.
.
La flaca sale un poco atroz en la fotito,.... jajaja... espero impaciente su ntrevista.....saludos desde aqui.

Mafa dijo...

He guardado cartas, también confieso que he roto algunas.
Hay quienes necesitan escribir lo que sienten en un papel porque la timidez no les da permiso al principio. Las palabras, poderosas armas, pueden llenar de felicidad y otras de rencor.

Saludos

Luz dijo...

Cartas de amor, con olor a papel tinta y especialmente a viejo, donde hemos puesto nuestros mas puros sentimientos, releerlas nos descubre quienes somos y especialmente quienes eramos.
Abrazos
Luz

Te linkeo y me linkeas? ;-)

digler dijo...

no lo creo. hay algo mágico en las cartas que no se puede describir

es esa sensacion de volver a leer una y recordar lo que sentiste la primera vez que la leiste, algo así como un viaje en el tiempo

Someone exactly like you. dijo...

Hoy me ha dado a mí por leer las recibidas... :_)

Laura Zaferson dijo...

Nunca me han escrito una carta de amor. Lo que si, me han dicho cosas muy bonitas. Viendo el lado positovo, de alguna forma me he salvado de tener que romper cartas, o de buscarlas para releerlas. :)

Leny dijo...

muchas gracias señor con cajón :)
volveré por aquí.pronto.
un abrazo

Mari dijo...

mi corazón está en el diván y no tiene arreglo
dicen que el tiempo
aún así lo siento irritado

Chio dijo...

alguna vez me tope con cartas viejas viejas, esbozos y pensè: wow... si que estaba enamorada... y aqui tambien... pucha esta tambien... pero asi mientras pasaba el iempo habian menos cartas, menos intensidad, menos dulzura. Solo la ultima, que escribir larguisima me salio como las primeras... sigh

GINNA dijo...

Hablando de esto yo tambien soy duena de varios cajones, donde guardo algunas cartas, frases que copie en cualquier papel, tarjetas de amor, etc...todo eso es indiscutiblemente lindo, para mi es muy importante volver a recordad, a revisar y con ello volver a vivir etapas que ya fueron.

El perro andaluz dijo...

Si pudiera releer cartas de amor, me cagaría de la risa y llevaría mi zoncora a la anticuchera de la esquina.

peregrino dijo...

Rompí esas cartas, ahora escribo en un blog.

Nos leemos.

soleil dijo...

siempre es genial leerte, aunque la melancolia ya me atrapo... creo que se que pasare la atrde leyendo viejas cartas, quiza algunas den risa, otras verguenza, quiza algo de pena, pero lo importante es que viejas letras aun puedan lograr sacar un sentimiento al ser leidas.

Jennira dijo...

siempre siempre..lo romantica nadie me lo quita y con cartas de amor..nmucho mas!!..aun conservo muchas

Ceteris Paribus dijo...

Llegué a tus cajones por una bella casualidad. Amenazo con regresar, amenazo con revolver.