miércoles, 18 de febrero de 2009

cuestión de segundos



En un segundo la vida otra vez había cambiado.
Un momento antes él jugueteaba con el ombligo de ella y escuchaba su risa vibrante y luminosa, envuelto en aquel espiral de alegría, pelos largos y piel morena. Una suma de momentos antes, la puesta del sol era saboreada por un blanco frío sobre arena tibia; vino, playa y libertad, muy al norte del ruído de los que siempre están tarde para marcar algo, de los niños que encuentran una pistola en el cajón de papá, de las chimeneas tristes en desuso, de la lánguida mirada de los hombres del peaje, esos que son los últimos que ven con vida a los conductores suicidas antes de estrellarse en las carreteras unos segundos después. De los policías tentados a ser villanos por la voz de la miseria, de las mentiras que crecen cuando moran ocultas mucho tiempo, de nuestros harapos dorados y flacas alegrías, de los que se vuelven no y de todos los tic-tac de nuestra historia. Y ahora, este norte soleado de nocturnidad, convertido en paraíso de manzanas sin serpientes, en eterno loop de vida y muerte (donde se sufre para cobrar y poder escapar de lo que la zoociedad enseña y la familia deforma) comenzará a sufrir en cuestión de segundos.

Los orgasmos parecen ser eternos, pero a veces duran unos segundos. Los segundos en el amor a veces parecen durar más tiempo. Parecen.
Mientras él juguetea con su ombligo, comprendió que aquel epicentro de vida podría ser el refugio ideal, pero nada dura para siempre. Tras repasar en segundos sus continuas infidelidades, se incorporó y la miró como un hombre mira cuando intenta decir la verdad.
Segundos después le dijo de pronto que no la quería más.
Terrible fue su sorpresa cuando ella, segundos después, le dijo que hacía mucho tiempo más había dejado de amarlo.

Mientras la veía alejarse por la playa, pensó que una vida no le bastará para saber cuánto tiempo ella ocultó esa verdad.

...

26 comentarios:

tu dijo...

si es que somos muy ombligueros muchas veces y sólo estamos pendientes de nuestras cosas, dando por supuestas las del otro.. y no... cada persona, por muy cercana que creamos que esté a nosotros, puede estar realmente en el quinto pino... (y lo está, lo está)

El perro andaluz dijo...

Hay cosas que mejor ni enterarse. Basta con saber que a uno no lo aman. Es todo el conocimiento que se necesita para seguir con la vida.

NoeliaA dijo...

Ahh, éste me encantó. De veras. Y me gustó lo de "zoociedad", jaja

verdemundo dijo...

Al final ninguno se amaba pero se divertían en el escrudiñamiento de cada uno. En su propio vacío se encontraban palmo a palmo.

LOLA dijo...

Bravazooooo!!

Genial Post

Besoo

Lola P.

miralunas dijo...

entonces....todo es segundos? qué eternidad a veces! me ha encantado, limeño, beso

iziar leugers dijo...

M. tienes que publicar un libro de cuentos cortos (el soundtrack de este seria wicked game). me gustó.

Natalia Alabel dijo...

Es terrible cuando uno comprende algo en forma repentina, y más mirando el ombligo de un amor.

iDoccs dijo...

no sé si cuadrará con esto o no pero lo primero que em vinoa la mente fue aquella estrofa salsera que comienza así:

"La vida te da sorpresas..."

En fin, no lo pude evitar... sé que no cuadra con el humor del texto pero así fue.

Saludos.

Laura Zaferson dijo...

Está tomando mucho ritmo esta pluma, eh!

Winnie dijo...

No podría ser mas dolorosa la escena, que amar a alguien, entender las cosas estando todavía en su cuerpo caliente

mujer, pájaro y estrella (ari!) dijo...

que lindo Miguel! volver a revolver tus cajones... imposible internarse en el interior de otro.
abrazos a vos y a tus cajones.

ari

fgiucich dijo...

Es cierto, nada es eterno, incluyendo al amor. Muy buen relato. Abrazos.

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

Nada es eterno y cuanto habra sido que oculto esa verdad? Muchas veces porcostumbre es que nos aferramos a ese amor y esperamos que esa persona nos lo diga para simplemente afrontar la realidad de pareja.pensando que no queremos lastimar a aquella persona. en fin.. me gusto mucho.

Natalie Sève dijo...

Tal vez todas las lejanías se hacían parte del espiral...

Muy buen relato, un abrazo!
Natalie.

Cannán dijo...

Y para qué quiere saberlo?...

Abrazo

JOSEFINA dijo...

Por lo menos hay gente que se atreve a pararse y decir "Chau", ¿cuàntas pasarán toda su vida en algo que no quieren? Es duro, la verdad, decir adiós y es cómodo quedarte... He ahí la famosa balanza (que detesto).

reflejosdelsur dijo...

¿será que, por más que duela, esta historia nos ha pasado a muchos?

"Por mi parte esperaba
que un día el tiempo se hiciera cargo del fin,
si así no hubiera sido
yo habría seguido jugando a hacerte feliz,

Y aunque el llanto es amargo piensa en los años
que tienes para vivir,
que mi dolor no es menos y lo peor
es que ya no puedo sentir.

Y ahora tratar de conquistar
con vano afán este tiempo perdido
que nos deja vencidos sin poder conocer
eso que llaman amor,
para vivir.
Para vivir."

Fracción de la canción PARA VIVIR de Pablo Milanes.

RDS

Cathy Pazos dijo...

Hay cosas en la vida que a uno lo hacen sentirse bien, pero mucho más gratificante es saber y sentir que auno lo aman.

Besitos

Camila Mardones.- dijo...

más lindos
tus cajones de adentro

a intrusear!

yoompe dijo...

waaw mejor redactado imposible
es la primera vez que me paso por este blog i me encanto muuuchisima razon en muchisimo de lo que escribis

pilar mandl dijo...

¡Maravillosamente contado! como siempre enganchas buscando el inesperado final.
¡Perfecto en su brevitud!

Hisae dijo...

Muy bueno, aunque no conciba los orgasmos eternos...
Abrazos.

maría malló dijo...

au, me ha dolido ese final...

Poetas Anónimos dijo...

Hola!!!Te invito a participar de un nuevo espacio, seria un gusto tenerte entre los usuarios y/o entre los comentaristas,
intentamos crearlo en comunidad de escritores(POESIAS, CUENTOS, ETC).
la direccion es http://poetasanonimossa.blogspot.com
en la pagina esta como registrarte para poder publicar, espero tu respuesta, muchas gracias.
El mail por cualquier duda es poetasanonimossa@ymail.com.

P.D:Si te gusto la idea puedes invitar a mas escritores a sumarse, Gracias nuevamente.


Poetas Anónimos

Chocolate dijo...

Que fuerte!

La verdad... duele, pero con el tiempo cobra valor.

Saludos!
Gracias por la visita