jueves, 4 de diciembre de 2008

juego de manos


Su cuerpo se puso rígido y el tiempo dejó de ser tal.
Bajo su piel, un torrente de calor/color le ofrecía un nuevo sabor de vida. Cosquillas. No, dedos. Labios quizás, haciendo círculos sobre su vientre. Un millón de vidas y manos alrededor de su piel. Suspensión, ausencia de gravedad. Se perdió entre sus dedos pero se sentía angelical. Llovía, se purificaba. Llegaba la santidad. Nada humano habitaba dentro entonces; reía sin sonreír, sentía sin tocar, perdió carne, sexo y edad. Era dios elevado a la sublime potencia. No se escuchaba respirar, pero sentía que el aire pasaba violentamente a través de su ser. Sin decir palabra dictaba claramente: no soy, no estoy, no doy. Se reconoció y se sació de su nueva condición, intentando eternizar el viaje, suplicándole a sus dedos no perder la ruta. Se engullía el momento con todo y su nombre, no había piedad ni verguenza. Sus párpados amortajaban unas pupilas feroces queriendo escapar. Era voraz.
Luego el vértigo abrazó la paz y reconoció a lo lejos el factor humano acercándose en slow motion. Anatomía y alma se estrellaban tiernamente. Intentó resistirse a cambio de más y obtuvo violentos espasmos. Recuperó su piel, su nombre y comenzó a escuchar su corazón. Su mente rastreó algo parecido a su primera llegada al mundo. Lo confirmó cuando abrió los ojos y vió otra vez la luz.

Cuando bajó al comedor a cenar, sintió que todos alrededor sabían lo que había hecho.
Registró sus miradas y gestos como navajas heladas. Mamá parecía tensa como un tótem. El más pequeño tenía un aura de inquisidor. Sintió nuevamente calor en la piel. La mesa entonces era una hoguera.
Papá preguntó dulcemente - qué tanto hacías arriba que no bajabas a comer?
Ella se encogió de hombros sin despegar la mirada del diseño de líneas rojas que adornaban el borde del plato.
Luego dijo para si - ...quiero más.

...

32 comentarios:

Miss Julia dijo...

manos que se meten en la tierra, en la carne, en la tibieza, en la humedad, en la hondura, en el yo, que se escapan a la presencia de los convidados que están fuera de las paredes, juego de manos también entre amigas, debajo de las sábanas y de las risas, juego de manos que va calibrando el cuerpo, que escarcha con sudor la frente, juego de manos que hace reconocer-te, que te deja un olor inmanente en los dedos, con los que comes, con los que saludas, con el que recuerdas cuánto se estremece la espalda al iniciarse el lúdico ejercicio de descubrirse.

iziar leugers dijo...

un relato muy ponedor, perfecto para empezar el fin de semana ;O)
dankeshön.

Anette dijo...

jajaja, uuaauu, genial, que buen texto

y el comment de Miss Julia


Hola :o)

matlop dijo...

Por Mucho Que Busques Sólo Podrás Convertirte En Ti Mismo...


abrazos mil

matlop

La Chica De Pelo Marrón dijo...

...que bestia encontraste la foto perfecta!

rR. dijo...

todos siempre queremos mas. nada mas.

en las nubes dijo...

Increible la foto que ilustra el relato!!!
besos!

Laura Zaferson dijo...

y hablando de manos metidas... ¿qué pasó con DE ADENTRO?

***N!nf@*** dijo...

Hay Miguel cuando no concentradome en tus post tan buenos. Besos cdt.

Natalia Alabel dijo...

Me gustó tu relato, y el dibujo es perfecto.

NiñaGoya dijo...

Excelente post, excelente foto. Me encanto.

NG

digler dijo...

miradas inquisidoras como reflejo de culpabilidad... no tardará en descubrir que no hay culpa alguna

_Dr_G_ dijo...

Rico de verdad me recordó una primera vez alla cuando tenía doce, y me regresé temprano del colegio, temblé y la eternidad se hizo placer. Saludos, Devolviendo la visita. Volveré seguido.

NTQVCA dijo...

Vaya eso me recordo mis 12 años.

Me gusto tu relato

Elmo Nofeo dijo...

Una más para el club "Hágalo usted mismo".

AAN dijo...

Brutal. Yo también quiero más



textos tuyos :P

Me parece que has dejado muy elegante tu blog, muy limpio y depurado, me gusta mucho, M. Beso

anna dijo...

que bueno!!!

kika dijo...

imposible no elogiarte el relato,
saludos!

fgiucich dijo...

Una experiencia total que hace envidiable la soledad del momento. Abrazos.

dragonfly dijo...

seguro que tu duende y el mío, son parientes
los dos son sudacas no???????

anitta dijo...

este es uno de los mejores momentos.....cuadno se es complice con uno mismo

me gusto el relato
un saludo

Ladelmedio dijo...

Qué buen texto, me ha gustado mucho. Tienes un estilo de frases cortas y certeras muy interesante. Gracias por tu visita!

Caramelo de Uva dijo...

Un texto fabuloso en el cual se encuentra un "nuevo sabor de vida" y quiere mas.

BLUEKITTY dijo...

Excelente relato.

pilarmandl dijo...

¡Muy bueno!
Tienes una fiel seguidora...

Libelula dijo...

el placer en soledad, es el mejor placer.
esa picture ta muy chevere.
bso

dmoOn dijo...

Manya que poetica manera de narrarlo. Nunca me dejo de sorprender con tus historias.

peregrino dijo...

El dulce descubrimiento del pecado.

Nos leemos.

Roz dijo...

Me haz proyectado a mi niña olvidada, a una niña que no se quiere ir. Ingenua y fantasmal.
Que vive en el placer.

Increíble la pintura también.

El perro andaluz dijo...

Acá, comentando con una sola mano...
Y si no te aplaudo es porque para eso, necesito las dos.

Nova dijo...

realmente sublime, la descripción de la proximidad magna al yo, el regalo a uno mismo, a alguien más con el pensamiento...

tus eskritos son en verdad excelentes y este me encantó!!!

abrazo azul!

Dani dijo...

Vaya! eso son esos secretos a voces que nadie puede esconder, porque se nos ve la sonrisa eterna en la cara no? ;)