domingo, 4 de mayo de 2008

lamento

De madrugada

sube la sangre-marea

levantamos los telones

y somos alma calata

Cual cucharas cajoneras

buscamos abrigo de noche

mientras lamentos vuelan

como un huaynito llorón

Evocando en tono gris

lo que el Torito decía

ando "como hijo de chola

colgado siempre a tu espalda"

Recuerda, en la acera dejé

con imposible realismo

mi violento perro amor

y dos palabras ;

lo siento.

8 comentarios:

varguitass dijo...

es mejor decir lo siento que decir adiós


saludoss

Lena dijo...

Mi violento perro amor...

Qué buen texto!

lo del huaynito llorón me hizo sonreír y lo de mi violento perro amor me dejó una mueca...

Buen juego de contrastes....

Besos

Nohelia dijo...

No siempre basta

Mavi dijo...

Una disculpa sincera acompañada de algún hecho palpable, suelen dar un buen resultado.

Me gustó mucho el texto, muy vivo y sincero.

Un beso

GINNA dijo...

A VECES NO ENTIENDO LO QUE EXPRESAS...PERO IGUAL ME GUSTA LEERTE.

Mu dijo...

mmm... :D

Mafa dijo...

Pedir perdón no es difícil, pero a veces no es fácil se perdonado porque siempre se quiebra algo.
Un abrazo

El perro andaluz dijo...

Yo también lo siento, el poema, claro está.