jueves, 15 de noviembre de 2007

alfombra coja


Cada mañana las calles en la ciudad se convierten en la alfombra roja hacia el gran espectáculo de la vida día a día. Intrusos y extraños se comunican con fugaces y gélidos flashes de miradas. Se señalan, comentan cosas a sus espaldas o simplemente premian su paso taciturno con una divina indiferencia. Ese gran escenario gris alberga tugurizadas emociones que transitan ya sea en forma de ejecutivo maquiavélico, comerciante sin futuro, madre divorciada, colegial prometedor, amante insatisfecha, héroe de la clase trabajadora o futuros dictadores. Son estuches de almas con mirada y corazón. Estrellas que cayeron a la tierra para trabajar. Constructores de futuros inciertos, vidas perfectas en casas color arcoiris e hijos del no-futuro. Empaques luciendo marcas caras de vestir o prendas heredadas sin medida. Uniformes oficiales del desamparo, con look coraza y color esperanza.
Anónimos en un mundo de anónimos.
Famosos en un mundo de anónimos.
Famosos que matan por fama.
Fama traicionera y sin moral.

Deidades revoltosas e indefensas . El show de la vida ordinaria de los hijos de un dios menor . Y de los hijos que pueden comprarse un dios.

Ese dios, se llama tiempo.
Y siempre se queda con todo.

10 comentarios:

Jano dijo...

Por eso tomo fotos.

Siento algo de ese poder del Dios tiempo. Siento que lo conotrolo, por un instante.

poeta herido dijo...

qpasan de todos lados en tu alfombra, je je ... el tiempo es el dueño.. bueno el tiempo se mata con el despertador como decia mi abuelo, je je..

Basquiat dijo...

al parecer es el unico dios al que hay que adorar y temer.

La Chica De Pelo Marrón dijo...

la pasarela de la vida dura tan poquito...

Como siempre me gusto muchisisimo.

El perro andaluz dijo...

Cuando me toca pasar, siempre veo a alguien que observa detenidamente mis movimientos y los del resto. Ahora sé que eras tú.

Mari dijo...

y qué aprehendemos?
qué tomamos?

Ya no necesito certezas.

Dédalus dijo...

Y, entre tanta gente, tú, tan anónimo e inadvertido como ellos, tomando nota del momento para retar al tiempo que entierra las horas, una tras otra...

Gracias por tu testimonio. Es lo que realmente asoma en tu escrito.

Buen finde, amigo.

Gonzalo Del Rosario dijo...

"Anónimos en un mundo de anónimos.
Famosos en un mundo de anónimos.
Famosos que matan por fama.
Fama traicionera y sin moral."

Pensamientos muy sabios.

Mu dijo...

bueno hasta el punto de perturbador.

Sonia Luz dijo...

Me gustó rebuscar en tus cajones y encontrar esta crónica urbana que se parece tanto a la realidad