viernes, 15 de febrero de 2008

trip



Y entonces cuando me veas tan lejos, simplemente confía en la fuerza del nudo umbilical que nos conecta. A veces este soundtrack no quiere reproducir aquellas viejas y dulces melodías. Exiliado de Nunca Jamás, me cuesta tener que hacer cosas para poder recibir algo a cambio, ser consciente del tiempo, incluso tener que afeitarme.
Entonces cuando me veas tan lejos, tranqui. Estoy viajando dentro de mi.

9 comentarios:

Petisita dijo...

wow, que profundas palabras salen de tus cajones de adentro, y lo digo en serio eh "me cuesta tener que hacer cosas para poder recibir algo a cambio, ser conciente del tiempo..."Esa parte lo dice todo. Buen viaje te diria yo, y nos encontramos a la salida ;)

Mu dijo...

tranqui...

TRuLy dijo...




Si me viene a buscar...
le dire la ultima frase.


Hulde Ayala dijo...

viajar dentro de uno... híjole! aguass

saluditos!!

Nohelia dijo...

"yo llevo el miedo acá, bien adentro, aunque tu no entiendas!--- te adueñaste de mi vida" y viajaré para no regresar o siquiera a un lugar donde jamás él pueda saber de mí...

Todo sabe a vos, a sentimiento y deseo que ilustra en el verbo,los más dulces recuerdos que reposan dentro de cada visitante de tus cajones.

Un abrazo

La Nohe

Danelí dijo...

Afortunadamente aún quedan espacios para compartir sólo con uno, y eso nadie lo puede quitar. Siempre es bueno viajar, y volver a esos lugares, dentro,bien adentro.

Un beso
=*

varguitass dijo...

.

"Entonces cuando me veas tan lejos, tranqui. Estoy viajando dentro de mi"

que paja te quedó eso


saludoss

.

Mafa dijo...

A veces recorremos más kilómetros y gastamos más suelas buscando en nuestro interior que en lo viajes ocasionales y terrenales.

Como siempre un gusto pasar por aquí.

Saludos

La Chica De Pelo Marrón dijo...

nomás no te vayas a perder!